domingo, 25 de enero de 2009

Ortorexia Nerviosa

Diego Griffon

La Ortorexia Nerviosa es un término acuñado por Steven Bratman, para calificar como trastorno alimenticio la obsesión por comer comida considerada sana.

Los síntomas y consecuencias de la ortorexia nerviosa pueden incluir obsesión con la alimentación saludable, desnutrición, y la muerte por inanición. Este comportamiento es similar al de las personas que sufren anorexia o bulimia nerviosa, sin embargo, los anoréxicos y bulímicos se preocupan por la cantidad de comida que consumen, mientras que los ortoréxicos se obsesionan con la calidad de la misma.


Es algo alarmante que el estado actual de las cosas lleve a que las personas se obsesionen por obtener una alimentación que no les haga daño. Esto es un claro síntoma de las distorsiones que existen en el sistema de producción y comercialización de alimentos.

La razón de este trastorno se encuentra en que cada vez un numero mayor de personas tiene sospechas sobre la calidad de los alimentos obtenidos mediante el sistema convencional de agricultura industrial. ¿Que tan buenos pueden ser para mi salud unos vegetales obtenidos mediante el empleo masivo de venenos?.

Mas perturbador aun es la sobredosis de información sobre que debemos y que no debemos comer. Información que en muchos caso se contradice y que pareciera cambiar en el tiempo como lo hace la moda de la vestimenta. ¿Es posible que la dieta que hice el año pasado, sea considerada peligrosa según los estándares de este año?.


Cada vez comemos alimentos mas y mas procesados, desnaturalizados: dulces sin azúcar, café sin cafeína, leche sin grasa….¿es esto correcto?, o dentro de algunos años nos dirán que estos también son peligrosos!

¿Como orientarse en este maremágnum de (des)información?, en opinión de Michael Pollan una buena opción es guiase por la cultura. Es decir, por el conjunto de todas las costumbres y conocimientos de la sociedad en donde nos educamos. No comer nada que tu abuela no hubiese reconocido como comida, nos aconseja Pollan. Eso deja por fuera todos esos alimentos ultra procesados que actualmente nos venden como “saludables” “ligeros”.

Este es el tema que aborda Michael Pollan en una interesante conferencia que impartió en el campus de Google en marzo del año pasado. La conferencia (en ingles) puede ser vista en el siguiente video: