domingo, 18 de enero de 2009

In memoriam: Arne Naess, el llamado de la montaña

Diego Griffon


“. . . la ciencia ecológica, concentrada en hechos y lógica, no puede responder a las cuestiones éticas acerca de cómo debemos vivir. Para ello necesitamos sabiduría ecológica.


La ecología profunda busca desarrollar esta sabiduría centrándose en una experiencia profunda, un cuestionamiento profundo y un profundo compromiso…”
....

...............................................
Arne Naess (1912 –2009)



El día lunes 12 de enero murió el filosofo noruego Arne Naess a los 96 de años edad. Naess es reconocido internacionalmente como el fundador de movimiento de la Ecología Profunda. La Ecología Profunda es una rama de la filosofía ecológica que considera a la humanidad como parte de su entorno, proponiendo cambios culturales, políticos, sociales y económicos para lograr una convivencia armónica entre los seres humanos y el resto de seres vivos.

Naess fue catedrático de la Universidad de Oslo entre los años 1939 a 1970. Durante la segunda guerra mundial, se incorporó a la resistencia noruega y ayudó a evitar el traslado de estudiantes a los campos de concentración alemanes. Más tarde, durante la década de 1960, se involucró en el activismo ambiental. Naes fue un excursionista desde temprana edad, en 1954 encabezó la primera expedición para conquistar la montaña Tirich Mir en Pakistán.

Inspirado por los trabajos de Rachel Carson, por la filosofía de la no violencia de Mahatma Gandhi y por la metafísica Baruch Spinoza, sostuvo que todos los seres vivos tienen valor independientemente de su utilidad para los humanos.

Según Naess la diferencia fundamental entre la ecología profunda y la superficial, radica en que la superficial es antropocéntrica. Es decir se centra en el ser humano, ve a este por encima o aparte de la naturaleza, como fuente de todo valor y le da a la naturaleza un valor únicamente instrumental, de uso. Por su parte, la ecología profunda, no separa a los humanos del entorno natural. La ecología profunda no ve al mundo como una colección de objetos aislados, sino como una red de fenómenos, fundamentalmente interconectados e interdependientes. En ella se reconoce el valor intrínseco de todos los seres vivos y se ve a los humanos como una mera hebra en la gran red de la vida.

Según Naess ecología superficial, significa pensar que los grandes problemas ecológicos pueden resolverse dentro de la sociedad capitalista industrial. Ecología profunda significa hacerse preguntas mas profundas y comprender que la propia sociedad ha causado la crisis ecológica.

Naess se consideraba pesimista acerca de el siglo 21, pero optimista en cuanto al 22. Según Naess en el siglo 22 el crecimiento poblacional descontrolado habrá cesado, la tecnología será no invasiva y los niños crecerán en un ambiente natural, por lo tanto: “soy un pesimista de corto alcance, pero un optimista de largo alcance.”

La Ecología Profunda de Arne Naess se fundamenta en ocho puntos:

• El bienestar y el florecimiento de la vida humana y no humana sobre la Tierra tienen valor en si mismos (valor intrínseco o inherente).

• La riqueza y la diversidad de las formas de vida contribuyen a la realización de estos valores y también son valores en si mismos.

• Los humanos no tienen derecho a reducir tal riqueza y diversidad excepto para satisfacer necesidades vitales.

• El florecimiento de la vida y las culturas humanas es compatible con una población humana sustancialmente menor a la actual.

• La actual interferencia humana con el mundo no humano es excesiva, y la situación empeora rápidamente.

• Deben modificarse las políticas que afectan a las estructuras económicas, tecnológicas e ideológicas básicas.

• El cambio ideológico consistirá principalmente en apreciar la calidad de vida (vivir en situaciones de valor inherente) más que adherirse a un nivel de vida cada vez más alto.

• Quienes suscriben los puntos anteriores tienen la obligación directa o indirecta de tratar que se produzcan los cambios necesarios.

No existe mejor manera de hacerse una idea sobre el pensamiento de Arne Naess que escucharlo expresado por el mismo, por esta razón reproducimos un pequeño fragmento del documental The Call of the Mountain (en ingles) donde el filosofo expresa algunas de sus ideas.