jueves, 7 de octubre de 2010

Las evidencias se acumulan


Olivier De Schutter, relator especial de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) sobre el derecho a la alimentación, ha manifestado que es urgente que la agricultura del planeta se vuelque hacia el modelo agroecológico. Entre las razones que esgrime De Schutter para realizar esta aseveración, se encuentra el hecho de que los rendimientos obtenidos en la agricultura Agroecología superan a los de la agricultura industrial. Esta es una nueva evidencia que se suma al gran cúmulo de pruebas que nos muestran que el modelo agroecológico es superior al de la revolución verde (e.g., USDA, 1998; Stanhill, 1999; Rosset, 1999; Toledo, 2002; Goldsmith, 2004 Badgley et al., 2007; IAASTD, 2008; Posner, 2008).

La afirmación hecha por De Schutter, es el resultado de una reunión de alto nivel convocada por el funcionario de la ONU (hacer click aquí para ver resumen). En esta reunión participo un gran número de expertos internacionales quienes se manifestaron sobre las virtudes de la Agroecología.

En el marco de este evento los expertos criticaron que los gobiernos y los organismos multilaterales promuevan políticas agrícolas propias de la revolución verde. Políticas que han demostrado ser menos eficientes que las estrategias propuestas por la Agroecología. En específico, el relator especial lamento que “Hoy por hoy, los principales esfuerzos se centran en la inversión en tierra a gran escala – incluyendo muchos casos de acaparamiento de tierras – y en la implementación de un modelo de Revolución Verde”.

Los expertos presentes en la reunión hicieron énfasis en los beneficios que la implementación de la Agroecológica ha traído en múltiples zonas en el mundo. En la reunión también se planteo la importancia que tiene el desarrollo de la Agroecología en el marco de algunos de los grandes retos que enfrenta la humanidad. En este sentido De Schutter señaló: “Debemos encontrar un manera de combatir a la vez el hambre en el mundo, el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales, aunque ello suponga complicar aún más nuestra tarea. Todo lo que no vaya en esta dirección será una simple pérdida de tiempo.

Por lo tanto, De Schutter señala como conclusión que:

Los Gobiernos y las agencias internacionales deben promover urgentemente las técnicas de cultivo ecológicas para aumentar la producción de alimentos y salvar el clima

Referencias:

Goldsmith E. 2004. Feeding the world under climate change. Science in Society. 24, 34-36.

IAASTD. 2008. http://www.agassessment.org/docs/SR_Exec_Sum_280508_Spanish.pdf

Posner, J. L. Baldock, J O. Hedtcke, J. L. 2008. Organic and Conventional Production Systems in the Wisconsin Integrated Cropping Systems Trials: I. Productivity 1990–2002. Agron J 100:253-260

Rosset, P. 1999. Small is beautiful. The Ecologist, n. 29, p. 452-456.

Stanhill, G. 1990. The comparative productivity of organic agriculture. Agriculture, Ecosystems and Environment 30: 1–26.

Toledo, Víctor. 2002. Agroecología, sustentabilidad y reforma agraria: la superioridad de la pequeña producción familiar. Agroecol.e Desenv.Rur.Sustent.,Porto Alegre, v.3, n.2.

USDA. 1998. A Time to Act: A Report of the USDA National Commission on Small Farms. Washington, 1998. (USDA Miscellaneous Publication 1545).